La actividad física es de gran beneficio para todos, en especial para aquellos que de una u otra manera han nacido o lamentablemente se han visto expuestos alguna situación que los llevado a tener alguna discapacidad. Al ser positiva para su salud y el desarrollo psicomotor.

Ellos también tienen la necesidad imperiosa de mantenerse activas y seguras. Ya que su desarrollo físico y mental juegan un papel de gran importancia en su seguridad personal. Es como la seguridad que mencionan los cerrajeros Fichet, es crucial en el desarrollo individual.

Niños, jóvenes, adolescentes y hasta adultos discapacitados, necesitan desarrollar una autonomía personal, aumentar su autoestima y tener una calidad de vida acorde a sus necesidades. Por ello se recomienda a familiares, amigos y especialistas se unan con este fin.

La práctica de actividades físicas les va a permitir de igual forma desarrollar las relaciones personales, a resolver diferentes desafíos que se les puedan presentar, así como a superar sus propias limitaciones. Ganar este espacio les permite mayor desenvolvimiento y autonomía.

Su actividad física y los deportes.

La actividad física para una persona con discapacidad va a presentarle un desafío grande, pero el apoyo y el estímulo que puedan recibir, principalmente de su entorno cercano, les va a brindar cierto grado de confianza en aquello que se propongan lograr.

Para muchos dependiendo de su condición, van a necesitar desarrollar medidas que se adapten a sus necesidades, como: el desarrollo de musculatura, el control de su cuerpo para coordinar diferentes movimientos y el desarrollo cognitivo psicomotor, hasta la cooperación.

Un factor importante a considerar, es el deseo que pueda tener el individuo de estar activo, en este punto los padres y maestros juegan un papel importante, motivándolos y proporcionándoles las herramientas y condiciones donde se desenvuelvan abiertamente.

Las actividades prácticas que pueden desarrollar son tan variadas, que van a permitir desplegar ideas, movimientos adecuados a sus actividades, dependiendo de su condición, física inclusive, la creatividad y hasta formas para lograr el objetivo que ellos mismos se han trazado.

Los beneficios de realizar actividades físicas

Las personas con discapacidad que practican actividades físicas se ven beneficiadas de diferentes maneras, por ejemplo les permite desarrollar paciencia, capacidades para superar obstáculos, fortaleza motora y el desarrollo de aprendizaje sano y adecuado.

Les permite aprender a desarrollar habilidades para trabajar en equipo, donde consigan objetivos comunes con sus compañeros de actividades, de igual forma a trabajar en conjunto en las actividades de su propia familia, enseñándoles, colaboración, empatía, confianza y seguridad.

El equilibrio mental y físico se ven potenciados ya que descargan adrenalina en sus prácticas, desarrollando su capacidad de autodominio y respuesta inmediata. Su concentración contribuye al equilibrio de sus energías, así como donde las debe aplicar más y cómo.

El estímulo y la motivación fomentarán en ellos la capacidad de reconocer sus limitaciones, sus destrezas, capacidades y donde podrán desarrollarse de manera asertiva como en el ámbito familiar, social, educativo y hasta deportivo.  No dudemos en prestarle el apoyo.